Arturo Reyes llegó con los goles: Junior superó 4-2 al Once Caldas

El ciclo de Arturo Reyes no pudo empezar de mejor forma la noche de este sábado, cuando Junior derrotó 4-2 al Once Caldas en un vibrante duelo lleno de emociones y goles en el estadio Metropolitano Roberto Meléndez, por la sexta fecha de la Liga Colombiana.

Una aceptable cantidad de hinchas se dieron cita en las gradas del estadio para ver el nuevo inicio de ciclo, el cual llegó cargado de todos los goles que los rojiblancos no habían encontrado hasta ese momento en el semestre.

Arturo Reyes entró con discreción al banquillo técnico. El samario prefirió dejarle los reflectores a los jugadores en este nuevo comienzo para la hinchada, mientras él permaneció en el banco a la espera del momento justo para pararse, por primera vez, en la raya como entrenador de los rojiblancos.

Eso sí, su presencia saltó a la vista casi de inmediato, en medio de los festejos los jugadores le dieron la bienvenida con la buena nueva del primer gol de su era al frente del conjunto.

Prometió tener un equipo más vertical y solo 12 segundos bastaron para demostrarlo, cuando el veterano Carmelo Valencia, que arrancó como titular, se robó una pelota en la salida del Caldas y sacó un tiro sin ningún tipo de dudas para vencer la floja resistencia del arquero Gerardo Ortiz, que dejó escurrir la pelota al fondo de las redes.

Junior cambió mucho su actitud y hasta su distribución en la cancha, con los mismos jugadores del anterior ciclo.

Freddy Hinestroza pasó a jugar a la banda derecha, mientras que Didier Moreno armó un rombo en la mitad como interior por derecha y Luis ‘Cariaco’ González se transformó en un segundo delantero por izquierda.

Fue precisamente el venezolano quien alegró las gradas por segunda vez en la noche, cuando definió otra trepidante jugada, que luego fue invalidada por el VAR, señalando que nació de una falta en la mitad del argentino Fabián Sambueza, mucho más productivo que en todo el resto del torneo, cuando apenas iban 8 minutos de juego.

Junior fue el equipo dominante del primer tiempo, más rápido de lo que anteriormente se le había visto en su anterior versión. El ritmo era otro, con un equipo que no pensaba tanto para hacer la jugada. A veces, ser muy precipitado era su único enemigo.

Sin embargo los fantasmas de los errores del pasado se hicieron evidentes una vez más.

A los 33 minutos llegó un error craso de Willer Ditta quien se cruzó a la zona de Walmer Pacheco, produciendo un choque entre ambos jugadores que le dejó el balón servido a Juan David Pérez para encarar a Sebastiano Viera y poner la bola en las redes para el 1-1.

Junior supo reponerse, y en poco llegó a ponerse nuevamente por delante en el marcador, cuando en una pelota quieta, a los 36 minutos, Larry Vásquez se levantó para meter un testarazo al travesaño que fue aprovechado en el rebote por Dany Rosero para marcar el 2-1.

El tercero estuvo a punto de llegar a los 41, cuando ‘Cariaco’ el jugador de los goles que no fueron a la altura de ese minuto, cazó un rebote y la estrelló de pica barras en una jugada que fue protestada como gol, pero no concedida.

Arturo Reyes esperó a sus jugadores en la entrada al túnel para el descanso. Se iba a los vestidores ganando y con su equipo jugando un buen partido, solo tendría que manejar el barco con éxito en el segundo tiempo para sellar un debut ganador.

Pese al arranque alegre del tiempo complementario, a los 59 minutos la fatalidad de un error infantil se le volvió a cruzar en el camino a los barranquilleros, cuando Didier Moreno devolvió mal una pelota a Viera y otra vez se la dejó perfecta a Pérez para que rematara y convirtiera el 2-2.

Los tiburones trataron de sacudirse, con sendos remates de media distancia de Hinestroza y ‘Cariaco’, que se fueron coqueteando el palo derecho del arquero Ortiz. Parecía que los de casa todavía tenían algo que decir.

Además, Reyes movió su banco: sacó de la cancha a González y a Pacheco para darle paso a Edwuin Cetré y Marlon Piedrahita.

A los 67 de juego fue Carmelo el que cargó por derecha y se descolgó de la marca para lanzar un centro al segundo palo, nuevamente con la complicidad de una mala salida del arquero Ortiz, para que Hinestroza la empujara con el torso y devolviera la vibrante felicidad a la tribuna.

El mismo zurdo en su alegría terminó regalando la camiseta y tuvo que esperar a que le dieran otra los utileros, para recibir una amarilla y reiniciar el duelo que ya estaba 3-2 a favor de los rojiblancos.

El elenco Tiburón prácticamente dejó el triunfo cocinado en una gran jugada colectiva a los 75 minutos, cuando Hinestroza finalizó con un remate a la raíz del palo izquierdo una jugada en el área que nació de un pase de Carmelo y una cortina de Didier para que lograra definir el 4-2.

Once Caldas no aguantó la apisonadora y terminó con uno menos, ante la expulsión a los 89 minutos de Edwin Laszo por falta desleal contra Piedrahita.

Con el triunfo Junior llegó a los 9 puntos y toma vida en la tabla. Ahora se enfocará en el duelo a mitad de semana ante el Deportivo Pereira –de local- por la Copa Colombia. La próxima fecha de la Liga será ante Deportivo Cali, en Palmaseca.

Compartir Noticias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×