Carmelo Valencia ‘sacó la cabeza’ por Junior: triunfo 2-1 ante Pasto

Junior logró derrotar por la mínima diferencia al Deportivo Pasto gracias al 2-1 logrado con un tanto del veterano atacante Carmelo Valencia, la noche de este lunes en el estadio Metropolitano Roberto Meléndez.

Era el día para quemar las naves. No había mucho que pedirle al equipo Junior, incapaz de jugar bien, al menos que le pusiera corazón a las acciones en procura de lograr un triunfo.

Había que ganar sí o sí, ante un Deportivo Pasto  que está en el sótano del tablero.

Sin embargo, fueron los pastusos los que tocaron la puerta primero, cuando Ray Vanegas cabeceó un centro que por fortuna llegó manso a las manos de Sebastián Viera, en el primer minuto del partido.

Había algo diferente en el equipo de casa, y es que Arturo Reyes se la jugó por cambiar el módulo del equipo, por un 4-3-3, esperando así encontrar la solución a los problemas del conjunto, con Fabián Ángel al lado de Didier Moreno y Juan David Rodríguez y en el frente de ataque Ferlys García como centro atacante, con el apoyo por los costados de Luis ‘Cariaco’ González y Freddy Hinestroza.

No fue hasta el minuto 9 en que los barranquilleros reaccionaron con su primera opción de riesgo, representada en un tiro de media distancia de Fabian Ángel, que obligó a la volada providencial del cancerbero Andrés Cabeza para rechazar el tiro.

Pasto siguió apretando el paso y por muy poco, tras una pelota que quedó bailando en la medialuna, Anthony Blondell por poco la guarda en las redes, pero su tiro salió apenas desviado del arco de Viera.

Junior lo intentaría a los 19 minutos nuevamente, esta vez en un desborde dentro del área de Ferlys García, quien se las arregló para habilitar a Didier Moreno, quien punteó la bola, pero su tiro se fue por encima de la cabaña visitante.

Sin ser brillante, por fin los locales pudieron hilvanar una jugada para convertir gol. A los 37 cuando Hinestroza cabalgó por la derecha para mandar un centro quien se desvió en un defensa para dejar la pelota en tierra de nadie, fue cuando llegó desde atrás ‘Cariaco’ para impactar en el área a la pelota y anidarla en las redes para el 1-0.

Fue ahí cuando la falta de carácter y concentración tan señalada a este equipo se hizo presente en el Metropolitano, cuando los hinchas no terminaban de celebrar el primer tanto de la tarde.
Germán Mera rechazó mal la pelota, al centro, en toda la puerta del área, donde la esperaba Kevin Rendón para sacar un tiro cruzado que dejó quito para la foto a Viera, mientras la pelota se depositó en el arco para el 1-1 que a esas alturas tiraba por el piso el esfuerzo de la primera etapa.

A Junior le cuesta demasiado marcar goles, pero con muy poco le logran anotar.

Así, con un empate con sabor a derrota y vergüenza, los elencos se fueron al camerino y Arturo Reyes tenía que meter mano, pues un empate era casi lo mismo que comenzar a pensar en el próximo semestre ante la inminente eliminación.

Para iniciar el segundo tiempo, Reyes mandó a la cancha a José Carlos Muñoz, sustituyendo a Didier Moreno. Pero al ver que a la altura de los 54 minutos no había resultado alguno, se decidió por mandar al campo a Carmelo Valencia en lugar de Ferlys García.

Junior volvió a generar una opción de riesgo a los 59, en una jugada de laboratorio, donde Viera se la tocó a la derecha a ‘Cariaco’ que entró solo para definir, pero no pudo superar el veloz achique del portero Cabezas, que defendió su portería para mantener la igualdad.

El que estuvo cerca de sentenciar el partido fue Ray Vanegas, quien quedó de frente a la meta de Viera a los 65 e intentó un disparo con veneno que se fue apenas por el techo de la cabaña rojiblanca. Junior no tenía ninguna clase de reacción a esa altura.

Reyes quemó las naves, si es que se le puede decir así. Mandó a la cancha a Edwuin Cetré y Fabián Viáfara, en los lugares los desapercibidos Juan David Rodríguez y Marlon Piedrahita, a ver si por despliegue físico podían sentenciar las acciones.

Fue así, que por fin, salió una jugada de gol a los 70 minutos, cuando ‘Cariaco’ mandó un centro bombeado al arco que encontró bien afincado a Carmelo para un testarazo para meterla en el fondo y volver a montar 2-1 a su escuadra.

Los veinte minutos finales fueron una prueba de piernas, a ver quién podía correr más, pero sin grandes opciones para unos y otros. Era más un ejercicio de voluntad, que de juego, pero a los de casa les alcanzó para poder cerrar una necesitada victoria que nuevamente los deja a las puertas de clasificar.

Con el triunfo, los rojiblancos llegaron a 28 puntos y están a prácticamente a una victoria de asegurar su cupo. En la próxima jornada deberán visitar al Independiente Santa Fe en el estadio Nemesio Camacho ‘El Campín’ de Bogotá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×