Con David Ospina en el arco, Nápoles rescató un punto de oro ante Juventus

El Milan fue el gran beneficiado de la vigésima jornada de la Serie A, al doblegar 3-1 al Roma en San Siro y al colocarse segundo, a un solo punto del líder Inter de Milán, cuyo partido fue aplazado a causa de los casos de coronavirus de su rival, el Bolonia, en un día en el que el Nápoles, lastrado por los contagios, defendió su tercera plaza gracias a un valioso 1-1 en el campo de la Juventus.

Con más de noventa casos de coronavirus registrados en los veinte clubes del Calcio, la jornada tuvo un programa reducido, con cuatro partidos no disputados pese a que no fueran oficialmente aplazados por la Liga Serie A.

Así, se asistió a cuatro partidos “fantasma”, encabezados por el del estadio Dall’Ara de Bolonia, donde el Inter saltó al campo sabiendo ya que no se competiría, pues su rival, el Bolonia, había recibido la prohibición de jugar al tener muchos contagiados por coronavirus en su plantilla.

Ocurrió lo mismo con Salernitana-Venecia, Atalanta-Torino y Fiorentina-Udinese. En principio, los clubes que no acudieron a los encuentros serán sancionados con derrota por 0-3 administrativo, pero en casos de este tipo el recurso presentado fue aceptado por la Serie A, que permitió reorganizar los compromisos en una nueva fecha.

Se disputaron seis partidos, con dos grandes clásicos del fútbol italiano como Milan-Roma y Juventus-Nápoles.

El Milan arrolló al Roma del portugués José Mourinho por 3-1, un resultado que no evidencia la superioridad vista en el campo de San Siro. Un penalti marcado por el francés Olivier Giroud y los goles del brasileño Junior Messias y el portugués Rafael Leao permitieron al Milan blindar su segunda plaza, a un solo punto del Inter, aunque con un partido más.

El equipo milanista de Stefano Pioli triunfó pese a tener once bajas, entre lesionados, contagiados por coronavirus y convocados para la Copa de África, pero superó técnicamente a un Roma que se quedó fuera de los puestos europeos.

La jornada se cerró en el Allianz Stadium turinés, con el Nápoles que, sin el senegalés Kalidou Koulibaly, el español Fabián Ruiz, el nigeriano Victor Osimhen, entre muchos más, empató 1-1 ante la Juventus.

El belga Dries Mertens, con su gol número 142 con el Nápoles (nadie marcó más que él con esta camiseta), adelantó al equipo de Luciano Spalletti, ausente por coronavirus, pero Federico Chiesa igualó en la segunda mitad.

Pese a las muchas bajas, el Nápoles fue superior a un Juventus en el que el argentino Paulo Dybala disputó los últimos 25 minutos, sin ser protagonista.

El Nápoles se quedó tercero, a cinco puntos del Milan y a seis del Inter, mientras que la Juventus es quinto, a once puntos del liderato y con un partido más.

Abrió negativamente su 2022 el Lazio, que no pasó del 3-3 en el estadio Olímpico romano contra el Empoli y se quedó octavo en la clasificación.

Entre los demás resultados, el Cagliari logró un importante triunfo por 2-1 en el campo del Sampdoria y se acercó a los puestos de salvación, mientras que el Verona ganó 2-1 en el campo del Spezia, sin goles del argentino Giovanni Simeone.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×