Junior cayó 2-1 en el Maracaná la clasificación está en el Metropolitano

Junior de Barranquilla perdió la noche de este miércoles 2-1 ante Fluminense en el estadio Maracaná de Río de Janeiro por la cuarta fecha de la Copa Sudamericana, en un duelo donde los temores del entrenador visitante pudieron más que las ganas de sus dirigidos.

El estadio Maracaná no tenía un marco de hinchas a la altura de su tradición. No muchos hinchas del Fluminense se acercaron al escenario para alentar al equipo y brindarle el ambiente que un partido de esta naturaleza se merecía. Aún así, el gigante de Río de Janeiro es un estadio que impone jugar bien.

Juan Cruz Real apenas y tocó el equipo para este fin. Solo reemplazo a los suspendidos Danny Rosero y Didier Moreno por Enrique Serje y Fabián Ángel. Paradójicamente, uno de estos cargó con los señalamientos solo unos cuantos minutos de haber empezado el juego.

Asún así, la personalidad de los rojiblancos para afrontar el desafío fue algo que dejó tranquilidad a los hinchas, que desde la distancia vieron como no solo no se arrugaron, sino que salieron a someter a su rival.

En las primeras de cambio, el local levantó un tiro de esquina desde la derecha con destino de Ganso, quien, a pesar de estar abrazado por Ángel, que terminó haciendo una tenue marca que le posibilitó al atacante brasileño engarzar la bola y de tijera acomodarla en las redes de Sebastián Viera.

Junior no quedó de brazos cruzados y asumió bien la situación. De inmediato adelantó las líneas e intentó llegar a la igualdad.

Fluminense, aplicado en marca y sin sonrojo puso desde sus delanteros y hasta el último volantee a estorbarle el paso a los ‘Tiburones’. Se pudo rígido atrás y cuando tuvo que recurrir a la pierna dura, pegó a los ofensivos de Junior.

Hasta Miguel ángel Borja tuvo que sacar a relucir el recio carácter para ponerle el freno a los cariocas.

A los 10 minutos Fabián Viáfara tomó un rebote y de media bolea la impactó mandando la pelota apenas por un costado del arquero Fabio. Fue el primer aviso de los visitantes.

A los 24, tras insistir siempre con la posesión de la pelota, Omar Albornoz, asistió al espacio a Miguel Ángel Borja qué sin mucho ángulo, disparó un derechazo que se fue por encima de la cabaña local.

Así, sin mucho sufrimiento, pero con personalidad, Junior se fue perdiendo al camerino, pero dejando la sensación de que tenía como revertir el resultado en el complemento. Juan Cruz Real tenía que mover bien sus cartas.

En el reinicio de las acciones fueron los barranquilleros los que salieron por todo. Al minuto 52 fue Yesus Cabrera quien intentó desde el borde del área, obligando a una monumental estirada de Fabio para conservar la mínima diferencia.

El tanto del empate llegó a los 55 cuando, tras una serie de rebotes en el área que los cariocas no pudieron despejar, Borja quedó con la pelota servida para meterla hasta las redes. El goleador tuvo instinto de matador en el mejor momento para poner el 1-1.

Parecía que la visita se inspiraba, pero Cruz Real prefirió reforzar en defensa sacando a Albornoz e incluir a Edwin Velazco para reforzar la defensa. El segundo gol brasileño no tardó en llegar.

Al minuto 72 el atacante Luiz Henrique se coló entre los defensores, encaró a Viera y la metió en las redes para levantar al Maracaná y hacerle pagar muy caro a Cruz Real su conservadurismo.

El entrenador argentino intentó corregir su falta de agallas mandando a la cancha a Luis González y Edwuin Cetré, pero ya todo estaba escrito. Un instante de cobardía costó los tres puntos.

Con el resultado, Junior se mantiene líder con 7 puntos (+4), Fluminense con 7 enteros (+1), Unión de Santa Fe con 5 unidades y último Oriente Petrolero sin puntaje.

Mañana se complementará la jornada con duelo entre argentinos y bolivianos.

De otro lado, Junior tendrá que buscar la clasificación en casa, donde le quedan dos partidos ante Oriente y Unión, respectivamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×