“¡Viva la fanaticada del ‘Cacique’, carajo!” Rafael Santos, en recuerdo del gran Diomedes

Rafael Santos Díaz mostró la casta real de un príncipe vallenato. El cantante no es por nada uno de los herederos del más grande la música del Valle de Upar.

Es por eso que en una emotiva presentación, en la cual cargó con las banderas de sus fallecidos padre y hermano, Martín Elías, conmovió al público con una cálida entrega.

“Aquí me tienes Barranquilla”, le dedicó al público que de inmediato se conectó a la presentación que abrió con ‘El turpial’.

El momento fuerte de la noche llegó cuando entonó un recopilatorio de obras de Diomedes, empezando por Regalo a Barranquilla.

“Mi corazón es tuyo, pero con mucho gusto”, dijo al público para luego asegurar que “aquí estoy Barranquilla, ya lo verás ¡Ya lo verás!”, aseguró.

Finalmente se bajó de la tarima con el público en el bolsillo y tras pedidos de “otra” y con el reloj de los 12 minutos reglamentarios agotados.

Al final solo pudo gritar con sentimiento “¡Viva la fanaticada del ‘Cacique’, carajo!”, para bajar de la tarima.

Diomedes sigue vivo en el Carnaval y en el corazón de los barranquilleros.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×